"La nutrición es el medio por el que podemos actuar en la salud y la calidad de vida"

Hablamos con David J. Ruiz, Dietista- Nutricionista Colegiado en el Colegio Oficial de Dietistas Nutricionistas de Castilla-La Mancha y con consulta de nutrición Clínica y Deportiva en Valdepeñas.

 

 

 

David ¿qué es para ti la nutrición?

 

El pasado mes de abril, se publicó en la revista científica “The Lancet”, una revisión sistemática que abarca desde los años 1990 a 2017 y que valora en un total de 195 países los riesgos producidos por unos deficientes hábitos dietéticos.

 

Los datos para España son los mejores del estudio y aún así estamos en el rango de hasta 105 muertes por cada 100.000 habitantes, la conclusión que se extrae es fulminante: la mala alimentación produce más muertes en el mundo que fumar, siendo los principales motivos de muerte el riesgo cardiovascular, el cáncer y la diabetes tipo 2, pero no sólo es la escalofriante cifra de muertes la que llama la atención (11 millones de personas), si no que otras 255 millones de personas (sufrieron una importante merma en los años de vida (AVAD en inglés), perdidos por una salud deficiente.

 

Las principales causas de estas estremecedoras cifras estuvieron relacionadas con 15 factores dietéticos, entre los que destacan principalmente el alto consumo de sodio, el bajo consumo de granos integrales así como el bajo consumo de frutas en muchos países.

 

Llegados a este extremo, la nutrición se puede ver como el medio por el cual podemos actuar sobre la salud, la vida y la calidad de vida. Desgraciadamente tenemos arraigado en nuestra sociedad que comer bien es comer mucho, y en muchos casos, se deja en un segundo plano la calidad nutricional de lo que comemos.

 

¿Qué recomiendas a quien quiera mantener una alimentación adecuada y saludable?

Como ya he comentado algunas veces, sufrimos un exceso de información; bueno, en muchos casos de desinformación ya que, con frecuencia, leemos o atendemos a lo que nos resulta más beneficioso o más nos interesa ¿hay algún lector que no sepa que hay que tomar diariamente más frutas y verduras? ¿y que debe evitar el exceso de sodio así como moderar las grasas saturadas, los azúcares o el alcohol? ¿alguien no ha escuchado que es importante tomar más productos integrales y menos refinados? ¿y beber 1,5 a 2 litros de agua al día? Todos tenemos en cierta manera un conocimiento bastante aproximado de lo que una alimentación saludable, el problema es ponerlo en práctica.

Además nos encontramos con la dificultad añadida en cuanto a que hay mucha información en nuestro entorno… y muchos intereses en la industria alimentaria. No todo lo que se publica es cierto y no todo lo cierto está a la vista para ser consultado. Además, en la ciencia en general y en la nutrición en particular, los avances y nuevos descubrimientos son diarios, por lo que muchas veces unos resultados se enfrentan a otros contrarios y diferenciar las evidencias más válidas de lo que es ruido es una tarea compleja.

 

Por si fuera poco los hábitos sociales no son muy amigos de la alimentación adecuada y saludable, de manera que los excesos están a la orden del día, así como el “por un día no pasa nada” y es verdad, por un día no pasa nada, el problema es cuando ese único día es el de alimentación correcta.

Por otro lado el intrusismo en la nutrición es descarado y los falsos “nutricionistas” sin una formación adecuada ni reconocida, pueden poner en riesgo gravemente la salud de quienes caen en sus manos. Para evitar este riesgo, siempre hay que exigir que quien te atienda sea un profesional reconocido oficialmente, que ostente una titulación académica oficial suficiente para acreditar sus competencias y, por supuesto, esté debidamente registrado en un colegio profesional oficial.

 

Un estilo de vida saludable siempre va a estar asociado a una buena alimentación, que se pueda mantener en el tiempo y que provenga de fuentes fidedignas o de profesionales reconocidos.

En puertas del verano, ¿que aconsejarías a esas personas que quieren perder unos kilos?

 

La “operación bikini” es un tema recurrente cuando se va acercando el verano. Queremos lucir estupendos al desprendernos de la ropa invernal cuando, en mi humilde opinión, debería ser al contrario: cuando nos desprendemos de la ropa, deberíamos lucir el trabajo realizado durante el invierno, es decir, que cuidarse no debería ser estacional.

 

En todo caso, por aclarar conceptos, el peso y la obesidad no tienen porqué ser proporcionales, es decir, que podemos ganar peso y perder grasa a la vez, por la situación de nuestra composición corporal. Prueba de ello es cuando se inicia una práctica deportiva en la que la ganancia muscular con llevará, en muchos casos, una ganancia de peso, aunque a la vez se pueda observar una pérdida de masa grasa.

 

Mi recomendación es adecuar la ingesta a las necesidades energéticas dentro de un programa nutricional apropiado, elegir siempre las calorías de calidad, consumir 1,5 ó 2,5 l de agua diaria y hacer ejercicio de forma periódica, sin olvidar un sueño suficiente y reparador y (a ser posible) evitar el estrés y las preocupaciones.

 

Si alguien está planteándose iniciar un tratamiento nutricional bien sea por bajar de peso o por mejorar su salud ¿qué le dirías?

 

A todos mis pacientes intento transmitirles que un tratamiento nutricional no es sólo para conseguir unos objetivos en el corto plazo, si no que debe ser la base para iniciar un camino por el que transcurra el resto de nuestra vida, para aprender a alimentarse, conocer nuestras limitaciones, saber adecuar nuestra alimentación a nuestras necesidades e incluso, porqué no, tener la escusa para aprender un poco de cocina, todo ello dirigido a el mantenimiento de un peso óptimo de forma continuada en el tiempo.

 

En mi consulta los pacientes encuentran la última tecnología aplicada a la nutrición donde evaluamos periódicamente el estado nutricional y de composición corporal, llevando un seguimiento pormenorizado de la evolución de los pacientes y un contacto continuo para que las dudas o consultas se resuelvan lo antes posible.

 

Un aspecto fundamental es la motivación, tremendamente necesaria para que todo el proceso se realice de la mejor manera, superar las dificultades y adquirir con conocimientos y habilidades que nos ayuden a superar los retos nutricionales que nos pongamos.

 

¿Cuál es tu forma de trabajar?

 

Mi fórmula de trabajo es basada en el método científico, trabajando sobres bases científicas avaladas por las universidades, publicaciones y estudios científicos. Estamos hablando de uno de los aspectos más importantes para las personas, que es la salud y hay que ser muy serios con eso. Hay que tener mucho cuidado con las dietas de moda, los suplementos “quema grasas”, los cientos de miles de consejos de las revistas y como he dicho antes, de los falsos nutricionistas.

 

Las dietas que realizo son personales, no hay dos dietas iguales, no son fotocopias, ni pauto pastillas ni suplementos, son dietas elaboradas y adaptadas a las necesidades de los pacientes que acuden a mi consulta, con alimentos normales y corrientes que se encuentran en cualquier comercio de alimentación. Son creadas de forma individualizada, prestando especial atención a las patologías, los aportes nutricionales, etc. etc.

 

Por otro lado, la única forma que tenemos para saber si estamos aportando los macronutrientes y los micronutrientes necesarios para los pacientes es medir las cantidades a tomar, de esta manera siempre tendremos el control y conocimiento de lo que la persona ingiere y así poder valorar si la dieta es suficiente, equilibrada y adecuada para quien va dirigida.

 

¿Qué resaltarías de tu forma de trabajar?

 

Las dietas que preparo son de rápida adaptación y, como van adecuadas no sólo a las necesidades nutricionales, sino que también a los gustos, los hábitos de las personas, medicación, etc. se manejan con facilidad, son tremendamente variadas y flexibles, y se come prácticamente de todo, eso sí, en las medidas adecuadas.

 

En las dietas incluyo las recetas, así con la lista de compra de los alimentos necesarios para el periodo que generalmente es semanal.

 

¿Haces dietas a personas vegetarianas?

 

El vegetariano y también los veganos pueden ser atendidos en mi consulta sin ningún problema, buscando en sus dietas la forma adecuada de conseguir los objetivos planteados sin modificar sus hábitos alimentarios y monitorizando que sus necesidades nutricionales estén cubiertas con la dieta, para no tener carencias que puedan afectar a su salud.

 

https://www.elecodevaldepenas.es/texto-diario/mostrar/1418119/david-j-ruiz-nutricion-medio-podemos-actuar-salud-calidad-vida

Contacto


nutricion@davidjruiz.es

Avda 1 deJulio, 89A  - 2A

 13300 Valdepeñas -  Ciudad Real 

Tel: (926) 818 341  - 623 156 532

David J Ruiz Nutricionista en Valdepeñas
nutricionista en Valdepeñas